Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

Sarmiento, los Jesuitas, y una crítica a la Masonería.

Imagen
En 1869, Domingo Faustino Sarmiento escribirá una serie de artículos masónicos que aparecerán publicados en la revista "El Progreso" bajo el pseudónimo "V". Reproducimos uno de ellos, no tanto por el consabido enfrentamiento entre jesuitas y masones de la época, sino por la interesante reflexión que hace el autor sobre la masonería, la cual estimo de gran actualidad para estas tierras.



JESUITAS Y MASONES

Con este título ha publicado nuestro cólega La Re­pública un artículo que nos apresuramos á transcribir atendida la lucha que se ha inaugurado entre los hipócri­tas secuaces de Loyola y los Francmasones.             Hé aquí las palabras del citado diario:             "Cuando el rio suena...             El rio es el público y lo que suena es lo que el pú­blico dice, y lo que dice el público es que mientras los unos gritan los otros trabajan; mientras los enemigos del oscurantismo combaten por la prensa á sus sectarios, es­tos trabajan y siguen su camino callandito.  …

La Alegoría del Simurg.

Imagen
¿Prefiguró la Masonería el Panteísmo en religión, el Conciliarismo y la Democracia en política, el ideal de Sociedades Pluralistas en sociología?
Sea cual fuere la respuesta, el Simurg continúa siendo una perenne alegoría del ideal de Logia.



"El  remoto rey de los pájaros, el simurg deja caer en el centro de China una pluma espléndida; los  pájaros resuelven buscarlo, hartos de su presente anarquía. Saben que el nombre de su rey quiere decir treinta pájaros; saben que su alcázar está en el Kaf, la montaña o cordillera circular que rodea la tierra. Al principio,  algunos pájaros se acobardan: el ruiseñor alega su amor por la rosa; el loro, la belleza que es la razón que viva enjaulado; la perdiz no puede prescindir de las sierras, ni la garza de los pantanos ni la lechuza de las ruinas. Acometen al fin la desesperada aventura; superan siete valles o mares; el nombre del penúltimo es Vértigo; el último se llama Aniquilación. Muchos peregrinos desertan; otros mueren en la travesía.…